-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

domingo, 14 de septiembre de 2014

"Les 'regalé' a mis padres el divorcio con un test genético"

  • Pin It

Un biólogo de EE.UU. que acudió a la empresa 23andMe para hacer un test genético familiar para divertirse encontró algo que acabó separando a su familia.


La empresa estadounidense 23andMe realiza el análisis del ADN de cualquiera que le envíe un poco de saliva y 99 dólares. A cambio el cliente recibe un detallado análisis genético que permite obtener más o menos la idea de su historia ancestral y, lo que es más importante, entender a qué enfermedades es propenso como, por ejemplo, el cáncer. Cerca de 700.000 personas han analizado sus genes con esta empresa.


Un biólogo, llamado Jeorge Doe por el medio Vox.com (su nombre real no se divulga para no hacer públicos sus asuntos familiares), decidió hacer el test por curiosidad cuando enseñaba un curso de genética donde les habló a los alumnos, entre otras cosas, sobre 23andMe.

"Había pasado tantos años mirando los genes de otros animales, sobre todo ratones, pero nunca había visto los míos. Me puse tan ansioso que compré los kits de 23andMe para mi madre y padre como regalo", cuenta Doe. "Es mucho más interesante cuando puedes hacerlo con la familia porque puedes analizar no solo los cromosomas, sino los alelos individuales en ellos y entender de quién vienen", dice, añadiendo que también le interesaba saber su susceptibilidad a las enfermedades oncológicas.

El resultado le mostró que no era propenso al cáncer. También le indicó que tenía un hermanastro.

El precio del 22%

La cuestión es que cuando te registras en la página de la empresa, te muestran las personas con quienes tienes algo en común genéticamente. Así se pueden encontrar familiares sobre la existencia de los cuales nunca tenías idea. Eso es justo lo que le pasó a Doe.  

"Tengo un doctorado en biología molecular y celular. Cuando vi que el 22% de mi genoma coincidía con el de otra persona pensé: 'Es algo grande'", cuenta Doe a Vox, explicando que tanta coincidencia significa una relación muy cercana. Ello podría significar que la otra persona es un abuelo, o tío, o un hermanastro.

Un poco más análisis permitió a Doe entender que la misma parte común del ADN la comparte con su padre, así que podría tratarse de un hermano perdido. Antes de explicar todo a la familia, Doe estudió el perfil de su supuesto hermanastro. Resultó que aquel hombre, llamado Thomas (un nombre también inventado) fue adoptado y llevaba años buscando a sus padres biológicos.

"Pensaba que era genial"


"Primero pensaba que era una historia genial, mi historia genética personal", cuenta el biólogo. Su familia, sin embargo, reaccionó diferente cuando se enteró. "Mis padres se divorciaron. Nadie habla con mi padre. (…) No sé cuánto tiempo se necesitará para arreglarlo todo". "Es irónico porque yo pretendía hacerle a mis padres un regalo".

"Estoy realmente devastado por lo sucedido", dice Doe, quien lamenta que los clientes de la empresa no sean advertidos sobre las consecuencias de sus acciones con un aviso como 'recuerde que uno puede averiguar que sus padres no son sus padres, o que tiene hermanos que no conocía'".


***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia