-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

jueves, 2 de octubre de 2014

¿Necesita un abrazo? Desarrolladores japoneses presentan una silla 'antisoledad'

  • Pin It

Un abrazo podría ser el mejor remedio contra la depresión y la soledad y no necesariamente debe proceder de un ser humano. Al menos así lo creen los especialistas japoneses que han presentado la silla capaz de dar abrazos reconfortantes a su usuario.


La llamada 'silla de la tranquilidad', diseñada por la compañía japonesa UniCare, es una mecedora equipada con una muñeca de tela. Se trata de una muñeca que representa a una mujer con un sombrero encantador con los brazos extremadamente largos colocados en el respaldo y listos para dar un abrazo cuando el usuario lo desee.   

"Te hace sentir seguro. Cualquiera puede usarla, pero está diseñada para las personas mayores", dijo un portavoz de UniCare en la exposición internacional del Cuidado del Hogar y Rehabilitación (International Home Care and Rehabilitation Exhibition). 

La citada silla cuesta unos 420 dólares. Los desarrolladores también elaboraron una versión especial para usuarios de sillas de ruedas.  

Alrededor de una cuarta parte de la población del país asiático tiene más de 65 años. Por lo tanto, en la exposición se presentaron también otros dispositivos diseñados especialmente para las personas de edad avanzada. 

En total, más de 20.000 productos fueron expuestos en la feria. Junto con las sillas de ruedas, andadores y camas, también se pueden encontrar otros ingenios más inusuales, como, por ejemplo, un robot programado para asistir a los ancianos en un número determinado de tareas, entre ellas el recordarles tomar su medicina.


***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia