-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

jueves, 6 de noviembre de 2014

¿Que tiempo hace en otros planetas?

  • Pin It

En Júpiter abundan los huracanes gigantes. Los rayos eléctricos alcanzan miles de kilómetros de longitud y la velocidad de sus vientos puede llegar a los 600 kilómetros por hora, que es la velocidad de los aviones a reacción. Alrededor de sus polos siempre hay aureolas y también cuenta con un torbellino atmosférico que es el más grande en el sistema solar, conocido como Gran Mancha Roja. También cuenta con una fuente misteriosa de rayos Roentgen de la que sabemos muy poco.




El campo magnético del Sol provoca fenómenos como erupciones solares, manchas solares, viento solar y hasta tornados. Estos últimos alcanzan un tamaño mayor al de la Tierra. Dichos fenómenos afectan a todo el sistema solar de distintas maneras. El viento solar, por ejemplo, provoca aureolas y tormentas geomagnéticas.


Neptuno es un gigante helado quel, al igual que Urano, está compuesto principalmente de hielo. La temperatura promedio en sus polos es de 220 grados Celsius bajo cero, es decir, de un frío extremo. Además soplan los vientos más fuertes del sistema solar, cuya velocidad alcanza los 2.100 kilómetros por hora o incluso más. En Neptuno existen estaciones, pero cambian una vez cada 40 años.


La temperatura de Venus es de 477 grados Celsius y la presión atmosférica es 92 veces mayor que la de la Tierra. Debido a la capa de ozono, el efecto invernadero es muy fuerte y siempre hay nubes de las que precipita lluvia ácida que, sin embargo, se evapora antes de alcanzar la superficie. La luz del Sol no puede penetrar las nubes, razón por la que el planeta siempre está oscuro, aunque se pueden ver rayos eléctricos con el doble de frecuencia que en la Tierra.


En el planeta HD 189733 b, que es más grande que Júpiter y está situado a 63 años luz de la Tierra, se registran "lluvias de cristal". Su atmósfera presenta partículas de silicatos parecidos al cristal que arrastra el viento a una velocidad de 9600 kilómetros por hora. Su superficie líquida se calienta hasta los 930 grados Celsius.


En la protoestrella HOPS-68, situada al norte de la Nebulosa de Orión, llueven esmeraldas. En concreto se trata de pequeños cristales brillantes de mineral olivino, parecidos a esmeraldas. Para que estos cristales se formen es necesaria una temperatura comparable a la de la lava hirviente, es decir, de alrededor de 1000 grados Celsius.


Alpheratz, la estrella más brillante de la constelación de Andrómeda, también cuenta con clima. El problema es que su atmósfera está cargada de mercurio y manganeso, razón por la que la nubes que se aprecian en su superficie son de mercurio.


***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia