-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

jueves, 2 de julio de 2015

Las ratas sueñan con lugares en los que les gustaría estar

  • Pin It


Según el reciente hallazgo, el hipocampo de los roedores planea futuras rutas durante el descanso.


Las ratas pueden soñar con un lugar que no han visitado nunca, pero que sí han visto. Con ayuda de electrodos, investigadores del Colegio Universitario de Londres han explorado la actividad celular en el hipocampo de múridos mientras dormían. «Nuestros resultados revelan que, durante el descanso, el hipocampo construye fragmentos de un futuro», explica Hugo Spiers, autor principal del estudio. Y apunta: «Debido a las semejanzas entre el cerebro de las ratas y el de los humanos, el hallazgo podría explicar por qué a los pacientes con lesiones en el hipocampo les cuesta imaginar eventos futuros.»

Células de localización

Los investigadores introdujeron a una serie de ratas en una jaula en forma de T. Una barrera transparente impedía a los animales el acceso al pasillo transversal, pero les permitía ver que en uno de los dos extremos aguardaba un rico manjar. Después de que vieran la comida, los científicos dejaron que los múridos durmieran durante una hora en su jaula.

Mediante electrodos, los investigadores escudriñaron las ensoñaciones de las ratas a partir de la actividad de las llamadas células de localización que se encuentran en el hipocampo. Cada una de estas células se especializa en un punto concreto del entorno y se activa siempre y cuando la rata se encuentra en ese lugar concreto. Observaron que cuando el animal dormía, esas células empezaban a excitarse de nuevo; el orden en que se activaban indicaba que el roedor se movía mentalmente por la jaula.

Una vez despiertas, volvieron a colocar a las ratas en el recinto experimental, que esta vez carecía de barrera, de modo que podían recorrer el pasillo superior. Las células de localización se activaban cuando accedían al extremo en el que había comida, no así cuando alcanzaban el lado vacío del laberinto. Según los autores, ello demuestra que, durante el descanso, el cerebro de los animales simulaba futuras rutas para llegar al objetivo deseado. En palabras de Freyja Ólafsdóttir, coautor del estudio: «Observamos que el hipocampo planeaba para el futuro, pues ensayaba los trayectos que los animales debían tomar para llegar a la comida.»

Los resultados sugieren que imaginar eventos futuros no es una capacidad exclusiva de los humanos. Asimismo, el hallazgo podría contribuir a explicar por qué algunas personas con el hipocampo dañado son incapaces de imaginar el futuro.

Más información en eLife




***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia