-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

viernes, 14 de agosto de 2015

Experimentar ansiedad ante las matemáticas puede ser similar a la experiencia del dolor físico

  • Pin It


Para muchos de nosotros, la ansiedad sobre el desempeño de las matemáticas no es tanto una cuestión de si va a suceder o no, sino ¿a qué nivel de matemáticas se activa? Autores de un nuevo documento sobre el momento en que se manifiesta la ansiedad en matemáticas, parten de que la mayoría de las matemáticas avanzadas ni siquiera existían hasta hace unos pocos siglos. Es muy poco probable que este tipo de ansiedad haya desarrollado una estructura cerebral especializada dedicada a la misma. Por lo tanto, los investigadores utilizaron una combinación de concursos de matemáticas y resonancia magnética para identificar las áreas del cerebro asociadas con el miedo a las matemáticas.


El área especializada resultó ser una que fue asociada previamente con la experiencia de dolor físico. Y no parece ser la primera vez que la zona ha sido tomado para otros fines por la evolución: también ayuda a registrar la incomodidad del rechazo social.

La prueba de los autores idearon era bastante ingeniosa. En primer lugar, tomaron temas (28 en total) y los dividieron en función de su nivel de aversión, utilizando una serie de preguntas denominadas Math Anxiety Rating-Short Scale, o Smars. Luego, los colocaron en aparatos de resonancia magnética y fueron expuestos a una serie de pruebas, un poco de matemáticas entre otros objetivos habilidades verbales. Para desencadenar la ansiedad, un indicador de advertencia cambiaba de color según la naturaleza de la prueba siguiente: un círculo amarillo señalaba que matemáticas estaban en camino, mientras que un cuadrado azul indicaba que preguntas verbales seguían.

Esto les dio varias maneras de eliminar señales extrañas. Por un lado, se podría detectar la diferencia entre las personas que sufren molestias en el desempeño de las matemáticas y cuando esas mismas personas simplemente estaban temiendo la necesidad de hacerlo. Y también podía separarse de una ansiedad por el rendimiento general, ya que esto también debería estar presente en las pruebas verbales. Por último, podrían concentrarse en aquellos sujetos cuyo resultados en Smars indicaron que tenían ansiedad por el rendimiento de matemáticas.

Lo anterior mostró que sucede en un número limitado de regiones del cerebro, las señales más fuertes están en el dorso-bilateral posterior, una zona profunda en el núcleo del cerebro. Esta es una de las principales regiones que esta activa antes de cualquier intento real para realizar operaciones matemáticas, y no parece haberse desencadenado por tomar exámenes en general. O, como los autores expusieron, "las respuestas neuronales en el presente estudio no son más que un artefacto destinado a anticiparse ante una tarea más difícil. Mejor dicho, esta respuesta parece ser específica para anticiparse frente a una tarea de matemáticas"

De hecho, conseguir que una prueba de palabras redujera la actividad neuronal lo hacía de forma significativa. Los autores especulan que esto podría reflejar un "alivio visceral" por haber sido librado de la necesidad de hacer las matemáticas. "Anticipar una tarea de palabras pudo haber servido como una especie de refugio", sugieren los autores, "en el que, por el momento al menos, significaba que uno no tenía que hacer matemáticas".

Esta región asociada con la experiencia de dolor tiene una variedad de estudios. Por lo tanto, los autores consideran una serie de ideas acerca de las actividades que normalmente tienen lugar en este trozo del cerebro. Algunos han sugerido que en realidad está involucrado con el reconocimiento de los acontecimientos que amenazan con causar daño físico y el dolor asociado con ella, mientras que otros han indicado que puede ser provocada por las formas indirectas de dolor, como el rechazo social. Sin embargo, los autores señalan que la mayoría de los estudios publicados asocian con el dolor, y que es posible inducir la experiencia del dolor, simplemente mediante la estimulación de la ínsula.

Por lo tanto, su conclusión es que en realidad estamos tratando con una respuesta al dolor, y uno que no es provocada por las matemáticas. "No es que las matemáticas en sí duelan, sino la anticipación de las matemáticas es doloroso", sugieren. Sin embargo, ese dolor puede ser suficiente para mantener a las personas involucradas con las matemáticas durante sus años escolares. Los autores señalan que el estudio también les dio la oportunidad de confirmar que la ansiedad esta relacionada con los malos resultados en las preguntas del examen.

Referencia:
John Timmmer, "Experiencing math anxiety may be like the experience of physical pain" Ars Technica.




***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia