-->

Lleguemos al 1,000,000

Se parte de la comunidad en FACEBOOK, lleguemos al 1,000,000

¡Tienes que ver!

Vídeos DESTACADOS

martes, 1 de diciembre de 2015

Dicen mentiras y hacen poemas: CHIMPANCÉS

  • Pin It



LA FAMILIA FOUTS EXPONE SU EXTRAORDINARIO TRABAJO LINGÜÍSTICO CON LOS CHIMPANCÉS EN EL QUE SE MUESTRA COMO UNO DE ESTOS PRIMATES ENSEÑÓ POR SÍ SOLO A SU FAMILIA EL LENGUAJE DE LOS SORDOMUDOS


La inteligencia de los chimpancés va más allá de su extraordinaria simpatía lúdica, estos primates son capaces de mentir y poetizar, dos de las funciones más altas del cerebro humano que tienen que ver con transformar la realidad.

Los investigadores Deborah y Roger S. Fouts en una platica en Barcelona expusieron su trabajo de más de 40 años con los chimpancés, particularmente con Washoe, un chimpancé cedido a ellos por la familia Gardner, que a su vez lo recibiera de la NASA.

Mientras que los chimpancés tienen problemas hablando el lenguaje verbal humano, su dominio del lenguaje de signos es notabe (su poesía es silenciosa o corporal). Washoe aprendió el lenguaje se sorodmudos con los Gardner, con quienes Roger Fouts empezó a trabajar como becario, y fue criado como un sordomudo.

Este bardo de los primates aprendió más de un centenar de signos viendo cómo se comunicaba el equipo, y así podía pedir comida o que le rascasen, o expresar conceptos complicados como “estoy triste” o pedir perdón.

La familia Fouts descubrió que Washoe logró trasladar este lenguaje de signos a su familia sin intervención huumana y de forma extraoridnaria estos chimpancés hablan entre ellos mientras “leían” una revista, ya que son capaces de poner nombre a lo que ven en las fotos (bebida, comida, helado, zapatos…).

“Hablan como una familia; si unos discuten, se intenta poner paz; cuando Loulis le quitaba una revista a Washoe, ella le maldecía y le decía ‘sucio’”, dijo Deborah Fouts, quien añadió que estos chimpancés también usan el lenguaje para mentir.

Lo más sorprendente es una grabación en la que uno de los chimpancés repite “llorar, llorar; rojo, rojo; silencio, silencio; divertido, divertido”, un enigma para el equipo hasta que un amigo poeta de la pareja apuntó que los signos de estas palabras eran similares y que se trataba de una aliteración de la lengua de signos, una composición poética. “Hay evidencias de que son capaces de aprender los signos, de ordenarlos y conversar, tienen una sintaxis, incluso son capaces de inventar y transmitirlos”, dijo Roger Fouts.



***** Si te interesa colaborar con nosotros puedes mandarnos tu material: ateismobrillante2@gmail.com

Ayudamos a llegar al Millon dando Me gusta:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
 

No creo en dios

No creo en Jesucristo

No creo en la Biblia